• viajesculturalesme

EL SUEÑO WIXÁRIKA: ACCIÓN COLECTIVA CON INFERENCIA SOCIAL, POLÍTICA Y EN LA SALUD

Por Jorge Luis Terreros Sánchez


En la actualidad, las interpretaciones que se le dan a la realidad son pensadas desde lo tangible, en las interacciones humanas; aunque algunos campos de estudio como la psicología también se han preocupado por lo que pasa en el mundo de los sueños. Más allá de una interpretación científica como la que aportaron algunos estudiosos de la psique como Sigmund Freud o Carl Yung, en este caso se interpretan los sueños de los miembros de las comunidades wixaritari y la relación que tiene con su cosmovisión.


En los sueños wixaritari hay un dinamismo donde se representa el movimiento, cambio, transformación y acción. Asimismo, están vinculados a varios niveles de entendimiento, son sentidos, narrados y compartidos en conjunto, siempre con una visión grupal: ni yo, ni ellos, sino nosotros.


En primera instancia, una investigación realizada por Arturo Gutiérrez del Ángel, profesor investigador de tiempo completo de El Colegio de San Luís y estudiosos de las comunidades wixaritari, publicada en el año 2015, extrae 200 relatos de sueños en lengua wixárika. Dentro de estos sueños, rescata diez temas recurrentes:

  • La visión: nieree.

  • El camino: nana.

  • El camino anudado o tejido: nana'íyari (que sería equivalente al camino del corazón, religión, el “costumbre”)

  • La piel de las cosas (equivalente también al nombre: uno puede ser sustituto del otro).

  • Los hermanos en lucha.

  • El río que se cruza.

  • El amanecer.

  • El anochecer.

  • La sangre o líquidos relacionados.

  • El corazón: iyari.


A su vez, explica Gutiérrez (2015) que para los wixaritari lo soñado adquiere un estatus de verdad y determina tanto el día cotidiano como el ciclo de la existencia, ya que sueñas y lo que sueñas es como estás, eres visto, es como te presentas en la tierra, en la vida y en la sociedad.



Por tanto, los sueños tienen inferencia en la dinámica social-política de la comunidad, pues es dentro de ellos donde se define la renovación cíclica de los cargos políticos y, también, se prepara a los miembros de menor edad para realizar la gran peregrinación.


Otra de las cualidades de los sueños es la relación directa con las acciones y sueños de los otros miembros de la comunidad, por eso se requiere estar limpio y cumplir con todas las actividades conjuntas para no afectar a los semejantes.


También, los sueños se relacionan física y mentalmente con la salud. En el pueblo wixárika se cree que el enfermo se percata de su padecimiento porque esta deidad se manifiesta en los sueños con la fisonomía de una mujer blanca y hermosa, "la bruja de la media noche que atrapa vidas, T+kari Nawakame". Para esto, el curandero es quien determina, según los síntomas aparecidos en sus sueños, cuál de las causas está produciendo el sufrimiento. A todo esto, la principal causa de la enfermedad se atribuye a una falta ética: no participar en los rituales del ciclo neixa con los grupos de jicareros (xukurikate) o peregrinos durante los años prescritos. Las curas que propone el mara´kame depende del tipo de enfermedad, en la mayoría de los casos son: ofrecer durante un ciclo ceremonial de cinco años un animal para sacrificio, dejar ofrendas en el lugar de donde proviene la enfermedad, abstenerse de tener relaciones sexuales, de comer sal, ayunar y si el paciente no se cura, dejar ofrendas en los cinco rumbos del universo.


El sueño tiene una relación directa con las enfermedades y castigos, pero también con la recuperación y las enseñanzas de los ancestros donde interfieren otros factores: el Hikuri y los mara´kames.


Con el uso del peyote, explica Luz Chapela, investigadora de los wixaritari, los sacerdotes platican directamente con los dioses durante sus sueños y cuando cantan. En consecuencia, los dioses instruyen a los sacerdotes a través del peyote, los aconsejan para tomar decisiones y les cuentan la historia del pueblo wixárika para que ellos la repitan luego en sus ceremonias y festividades. Es por eso que el sueño es el vínculo entre las deidades y los miembros de la comunidad, además de estar presentes en la naturaleza, los dioses se materializan en los sueños de los hombres y viceversa.


La interpretación de los sueños en la comunidad wixaritari es compleja y con significados variados. En ese sentido, los sueños tienen una implicación individual y, al mismo tiempo, colectiva; también, con inferencia en la dinámica social-política y la toma de decisiones y relaciones, así como en la salud. Los sueños forman parte importante de la cosmovisión wixárika.



2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo