Patolli: el juego místico de la vida y la muerte.

Jorge Luis Terreros Sánchez

Uno de los elementos culturales más significativos de las comunidades prehispánicas que se ha mantenido hasta la actualidad es el “Patolli: el juego de la vida y la muerte místico”. Para profundizar en este tema, el profesor Demetrio Viveros y Daniel Mezcoat compartieron webinar el 10 de octubre del 2020, para explicar el origen, evolución y características del juego.

En las raíces de la cultura mexicana, el juego está relacionado con la vida, es decir, cuando se comparte el juego, se comparte la vida. Dentro del juego se representa el despertar de la conciencia a través de la cooperación y ayudarse unos a otros con las enseñanzas que se adquieren en el juego.

En el Patolli están presentes los cuatro reinos de la naturaleza: minerales, vegetales, animales y seres humanos en el proceso evolutivo. Daniel Mezcoat, asegura que el Patolli con más de 5 mil años de antigüedad tiene como esencia compartir.

A propósito del Patolli, Miriam Judith Gallegos Gómora, arqueóloga mesoamericana explica que es un juego con presencia en el códice Florentino, Xólotl y Magliabechiano; también, en el Atlas de Durán y en la Relación de Tlaxcala. De igual forma, considera que el juego tiene una relación con actividades astronómicas, calendáricas y rituales.

De este modo, el tablero consta de 5 casillas divididas por una “x” que representa los cuatro rumbos y se puede ver en la figura humana al estirar las extremidades y reconocer el “xico” (centro), consta de 52 casillas que se asocian con el calendario ritual de 52 años Xiuhmolpilli (siglo pequeño) y de acuerdo al recorrido que hacen los jugadores por estas casillas de un total de 104, un número que representa a Huehuetiliztli (gran edad).


Códice Magliabeccchiano

Uno de los elementos más representativos es la presencia de Ollín, que simboliza al movimiento, al mundo que está en constante movimiento y a los recorridos que se hacen en el universo y los cuatros rumbos cósmicos presente en la forma del tablero.

En consecuencia, se le llama el juego de la vida y la muerte no por una cuestión física, sino por las emociones que se mueren sentimientos como tristeza, desamor, apego, desencanto, llanto y frustración, mientras que se le da vida mística a la humildad, a la sencillez, al apoyo y al trabajo en equipo.

Para jugar se utilizan colorines (frijoles), depende la forma en la que caiga cada uno de los 4 se le da una puntuación para empezar un recorrido en el tablero.

El registro de este juego ha sido dibujado con distintas deidades, formas y dibujos aunque siempre predominan cuatro elementos de la naturaleza divididas en 4 regularmente por una cruz.


Códice Florentino

Este juego frente a la cultura occidental, es un símbolo de resistencia ya que aún después de la conquista y el proceso de aculturación se intenta rescatar hoy en día; ocupa un lugar primordial en la ceremonia de la vida representada en el juego. En este juego se rescatan valores como la colaboración, la confianza por encima de la competencia y corrupción que está muy presente en la visión occidental.

Por tanto, el Patolli mata el ego y le da vida a la conciencia; ayuda a recorrer el juego de la vida para mejorar los comportamientos individuales y colectivos ayudando a los otros.








4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo